sábado, 17 de junio de 2017

CUMPLEAÑOS DE JUNIO



Felicidades a Aaron y Adriana por su cuarto cumpleaños; ¡son los últimos del curso escolar!

EL SOL BRILLA.



Durante todo el curso, hemos tenido mucho interés por el cielo, por cada uno de sus elementos, por el espacio y todo aquello que está arriba; cuando hablamos del Sol, sabemos que es un astro que quema y que brilla y da luz, permitiendo que haya día. Buscamos objetos que brillan y experimentamos con su resplandor en nuestro patio. Entendemos que para que brillen, debe darles la luz del Sol, que “es el que más brilla”; vemos destellos, colores y también, objetos apagados que nos sirven para otras cosas, pero que no brillan.


PRIMEROS AUXILIOS.



Volvemos a abrir las puertas de nuestra aula para recibir, en este caso, a Joaquín, papá de Martín; ha venido a contarnos cosas sobre su trabajo y a enriquecernos con toda su experiencia, personal y profesional. Abre nuevos cauces de investigación, surgen nuevas preguntas, despierta nuevos intereses; ¡gracias por formar parte, Joaquín!








CONSTRUIMOS PAREDES.



Conforme vamos jugando, nos vamos enfrentando a retos; inventamos nuestro juego, lo vamos construyendo, y tenemos interés en poder disfrutar de una cierta intimidad para llevarlo a cabo. Nos preocupa saber cómo cerrar espacios dentro del aula, y empezamos a hablar de paredes, puertas, ventanas, muros; nos fijamos como nunca en las paredes de nuestro Centro, en la colocación de los ladrillos, en el tamaño. Diferenciamos entre pared, suelo y techo, y diseñamos la pared que queremos construir; ya con las manos en la masa, empezamos a construirla con los ladrillos que tenemos, y empezamos a apreciar aspectos como el plano horizontal y vertical, o la relación entre la altura de la pared y la cantidad de ladrillos. Probamos, experimentamos, vivenciamos, nos enriquecemos de la experiencia que da respuesta a nuestra necesidad del principio; ahora ya, sabemos acotar espacios dentro de la clase.





ROTULADORES GASTADOS.



Creatividad también es darle otro uso a las cosas; ir más allá y encontrar nuevas utilidades a objetos que parecen gastados, rotos, viejos. Reciclar es aprovechar lo que ya no sirve para inventar cosas nuevas, y es una manera de crear por un lado, y por otro, de concienciar sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, no malgastando lo que puede volvernos a servir.
Llevábamos tiempo guardando los rotuladores gastados y queríamos darles una nueva utilidad; nos parecía demasiada cantidad como para tirarla a la papelera. Inventamos juegos usándolos de una forma diferente.

Y después, conocimos una alternativa muy interesante en la que queremos participar; se trata de una campaña titulada "Reciclaje de instrumentos de escritura", a través de una página llamada Terracycle. Recogen rotuladores y demás para reciclarlos y hacer con ellos nuevos objetos.
Hacemos partícipe a todas las clases de Infantil para recoger rotuladores gastados; carteles y visitas a los compañeros y compañeras, que aceptan nuestra propuesta.
Desde aquí, animamos a todo el que quiera, a traernos rotuladores gastados; tenemos que llegar a los 20 kg!
Participamos en la vida, nos concienciamos con el medio.





CAUSA-EFECTO

A partir del tema del hielo y el frío, llevamos a cabo una actividad que nos permite apreciar los efectos de determinadas circunstancias sobre los elementos; el efecto del frío sobre los alimentos, nos permite hacer helados. Participamos activamente tocando, oliendo, cortando, triturando y al final, comiendo!!











El efecto del Sol sobre nuestro cuerpo; formamos sombras que nos acompañan y son semejantes a nuestro cuerpo.

El efecto de mezclar bicarbonato y suavizante del pelo; conseguimos una mezcla parecida a la nieve. ¡Pero no está fría!
Actuamos sobre el mundo y cada acción, nuestra o externa, tiene consecuencias; aprendemos a predecirlas y a adelantarnos.


domingo, 4 de junio de 2017

AGUA, AIRE, TIERRA Y FUEGO.

Sigue resultando increíble formar parte de la magia que se da en nuestro aula cada vez que una conversación se va dando de manera natural y en ella, se van enlazando ideas, experiencias, preguntas.
Llevábamos días hablando del agua y sin saber muy bien cómo, empezamos a hablar del fuego; surgen ideas sobre su peligrosidad y la manera de sofocarlo. Y es en ese momento, cuando empiezan a relacionarse los 4 elementos de la Naturaleza: agua, aire, tierra y fuego. El fuego natural nos lleva a los volcanes y su temperatura nos permite hablar de cosas frías, calientes y quemadas; nos resulta más fácil hablar de las cosas teniéndolas presentes, así que experimentamos con el agua calentándola en el microondas y enfriándola en el congelador. Nuestro cuerpo nos emite información sobre la temperatura; hablando del frío, hacemos cubitos y surgen temas tan evidentes como la nieve, el Polo Norte, las nubes y el Sol, el proceso cíclico del día (Sol) y la noche (Luna).

Conseguimos ir formando un mapa conceptual donde establecemos las conexiones que tienen todos los temas de los que hablamos, y con ello, vamos comprendiendo mejor el lugar donde vivimos y sus infinitas posibilidades.