martes, 11 de abril de 2017

¿CÓMO CONTAR LO QUE NO ESTÁ?

Ahora que tenemos claro cómo se cuida un bebé, queremos invitar a todos los que conocemos; en nuestro empeño, nos surge una duda relacionada con la cantidad. ¿Cuántos bebés van a venir? Se nos presenta una pregunta nunca formulada hasta ahora, pues nuestra curiosidad por contar, hasta ahora se había reducido a las cosas que están presentes. Pero, ¿cómo contar lo que no está?; después de un rato de conversación, surge una propuesta que tiene que ver con utilizar objetos que representen a las personas que no están. Usamos muñecos y piezas que representan a cada uno de los bebés y sus familiares; de esta forma, podemos contabilizar cuántas personas van a venir, sin necesidad de que estén presentes.
Todo esto nos lleva a volver a reflexionar sobre cómo se cuenta, para qué sirve y qué necesitamos para ello; hablamos de la serie numérica y apreciamos el orden de los números.
Y para cada invitado e invitada, una invitación; asociamos cada muñequito con su tarjeta, para así, saber cuántas necesitamos. Correspondencia término a término, un invitado-una invitación.
Hablamos y usamos habilidades matemáticas de interés, en contextos concretos donde las necesitamos; esto nos lleva a darles valor y apreciar su importancia.




NO ESTAMOS SOLOS...

Cada vez que alguien entra en nuestra clase, consigue captar nuestra atención, enriquecernos y romper con nuestra rutina para hacer del día a día, algo fascinante e imprevisible. 
Ante cualquier persona que nos visite, los objetivos fundamentales han de ser:

  1. ABRIR LAS PUERTAS DE LA CLASE A LO QUE SUCEDE FUERA PARA ENTENDER MEJOR EL MUNDO.
  2. RESOLVER DUDAS QUE LOS NIÑOS Y NIÑAS PUEDEN TENER ACERCA DEL MUNDO Y GENERAR OTRAS INQUIETUDES, DORMIDAS HASTA ESE MOMENTO.
  3. PRESENTAR ANTE LOS NIÑOS Y NIÑAS A PERSONAS IMPLICADAS EN SU PROCESO DE APRENDIZAJE, DÁNDOLE IMPORTANCIA A TODO LO QUE OCURRE EN EL AULA.
  4. CREAR UN VÍNCULO AFECTIVO ENTRE EL GRUPO DE NIÑOS Y NIÑAS Y LAS PERSONAS QUE NOS VISITAN.
  5. EN EL CASO DE FAMILIARES, HACER SENTIR ESPECIAL AL NIÑO O NIÑA EN CUESTIÓN, QUE VE A UN SER QUERIDO EN EL AULA Y SE SIENTE PROTAGONISTA.
A lo largo de estos días, hemos tenido la suerte de contar con diferentes personas que han querido estar con nosotros y nosotras, y de cada una de ellas, hemos sacado experiencia, conocimiento y ganas de más.
La madrina de Inés, Aurora, nos contó un cuento; gracias por su templanza, sus maneras y sus propuestas. Ya nos vemos en Monteagudo, jugando con la nieve...

Las niñas mayores nos contaron un cuento también; gracias por su interés, su madurez y su paciencia...

El papá de Inés, Francis, nos habló de su trabajo y nos transmitió el respeto hacia la Naturaleza; gracias por su experiencia, sus ejemplos y su compromiso...



El papá de Ulises, Moisés, nos ayudó a entender la importancia de recurrir a la policía cuando estemos en una situación complicada; gracias por sus explicaciones, su cercanía y sus propuestas...





PARA CUANDO ESTÉS TRISTE...

Ahora que ya nos reconocemos y nos aceptamos; ahora que sabemos quiénes somos y todo lo que nos define; ahora que entendemos en lo que nos parecemos y en lo que no; ahora que nos queremos tal cual somos; ahora que valoramos nuestras posibilidades, sobre todo la de poder mejorar día a día...


Ahora, es el momento de empezar a identificar y reconocer las emociones que sentimos cuando nos enfrentamos a la vida.
La felicidad es una de ellas; fácil de reconocer y de asumir. Nuestros niños y niñas la asocian a situaciones y momentos que les producen placer; nos gusta estar felices, y para estarlo aún más, creamos nuevos espacios en nuestro colegio. Construímos La pared de los seres queridos, con fotos de las personas que estimamos, para presentárselas a nuestros compañeros y compañeras y para tenerlos muy presentes, cuando estamos en el cole. Son personas con una vida que se cruza con la nuestra en el momento en el que les ponemos cara; quién sabe...seguro que llegaremos a conocerles en persona.
                                      
La tristeza, sin embargo, es una emoción más difícil de aceptar; es como si nos diese pudor asumir que estamos mal, que algo nos afecta y que nos perturba. Nuestros niños y niñas no son capaces de poner ejemplos reales, así que decidimos identificar la tristeza en otras personas para comprenderla y poco a poco, ir aceptándola en nosotros mismos.

¿Y qué hacer cuando estamos tristes? Los demás nos pueden ayudar mucho; un beso puede aliviar toda la pena. Construímos nuestra pared de los besos, y la llenamos para recurrir a ella cada vez que necesitemos un beso de alguno de nosotros.
                                     

                                     
Seguiremos profundizando en nuestras emociones; reconociéndolas, aceptándolas, buscando las que nos hacen sentir bien y superando las que nos hacen sentir mal.

miércoles, 29 de marzo de 2017

TEATRO EN FAMILIA; "ESA GIGANTESCA PEQUEÑA COSA"

Una vez más, las familias siguen sorprendiéndonos; a veces, no hay más que abrir las puertas del colegio para que pasen cosas increíbles, a partir del potencial que tienen todas las personas que forman nuestra comunidad educativa, y que puede pasar desapercibido la mayoría de las veces.
En esta ocasión, ofrecimos la posibilidad de preparar una obra de teatro por parte de las familias, para los niños y niñas; una actividad que llevamos haciendo durante algunos años, y que se va consolidando, gracias a la implicación de un grupo de familiares que consiguen sorprendernos obra tras obra.

Este año, el texto elegido ha sido “Esa gigantesca pequeña cosa”, un cuento en el que se busca la felicidad a partir de las pequeñas cosas, apreciando que cada persona la vive de una manera diferente. La adaptación realizada, el texto creado, la puesta en escena, la implicación de algunos alumnos y alumnas del colegio, los detalles tan bien cuidados, el esfuerzo de hacer varios pases para que todos pudiesen disfrutar de la obra,…El trabajo bien hecho, reflejado en las caras de todos los que hemos podido disfrutarla y nuestro silencio durante la obra, roto sólo por los aplausos de todo el público.
Una vez más, gracias. 





LA NATURALEZA SE ADENTRA EN NUESTRA CLASE.

Somos un grupo formado por personas, muchas más de las que venimos diariamente al aula; nuestras familias también forman parte de esto, y cada vez que nos visitan, nos enriquecen con sus hobbies, sus aficiones, su sabiduría. Esta semana, han venido a vernos el papá y la mamá de Marco, y nos han transmitido su amor por la Naturaleza; a través de sus ojos, hemos visto los árboles de nuestro patio de otra forma. Nos han ayudado a detenernos en los detalles, y en un intento de aprender a respetar todo lo que nos rodea, hemos podido plantar con ellos, tocando la tierra, oliéndola y llevándonos a casa el compromiso de cuidar nuestra planta.

Resulta muy útil y atractivo eso de vincular el aula y la casa a través de objetos que van y vienen; el aula huele a hogar, y el hogar huele a escuela.





EL PASADO MÁS RECIENTE Y EL PASADO MÁS LEJANO.

Para comprendernos, seguimos mirando al pasado y nos siguen surgiendo dudas sobre los bebés, una etapa que aunque nos parece lejana, se dio hace muy poco tiempo.
Nuestras dudas tienen que ver con nosotros y nosotras, pues no paramos de compararnos con ellos y ellas; para resolvérnoslas, recibimos la visita de unas expertas que saben como nadie, cómo es un bebé, lo que necesita y cómo satisfacer sus necesidades. Las mamás.
Una vez más, la puerta de nuestra clase se abre y entran personas importantes que nos demuestran su implicación en nuestro aprendizaje y su ayuda, siempre que lo necesitemos.
Gracias por vuestra ternura, vuestra paciencia y vuestro tiempo.



Nuestra clase se llena de bebés, y nos apetece poder llevar a cabo todo lo que las mamás nos han contado; por eso, los niños y niñas empiezan a traer juguetes y materiales propios del cuidado de los más pequeños. Nuestros armarios son cada vez más ricos, más variados; no están llenos de juguetes, sino de otro tipo de materiales que nos permiten representar diferentes realidades que dominamos cada vez más.


Y a la vez que hablamos de nosotros y de nuestro pasado más reciente, también hablamos de otras personas que estuvieron hace tiempo; volvemos a “aprovecharnos” del conocimiento de quienes nos rodean y visitamos la clase de la seño Rocío, donde sus niños y niñas nos prestan libros sobre aquella época, en la que las personas vivían en cuevas. Esto suscita mucho interés y abre nuevas dudas; ¿dónde nos llevará? Increíble no saberlo, apasionante vivirlo con ellos y ellas.





sábado, 18 de marzo de 2017

LA ORDENACIÓN.

En nuestro taller de Matemáticas, tratamos de comprender el mundo que nos rodea, agudizando nuestra percepción y utilizándola para conocer a fondo todo aquello que tenemos a mano. Cuanta más información tengamos sobre un objeto, mejor lo dominaremos; usando nuestro propio cuerpo, obtendremos conocimiento sobre todo lo que tenemos a nuestro alcance. Nuestra vista y nuestro tacto son primordiales para descubrir cosas; esta semana, hemos estado apreciando el tamaño de los objetos y para ello, nos hemos propuesto hacer una torre estable usando cosas que tenemos en clase. Después de mucho probar e intentarlo de varias formas, extraemos conclusiones que nos ayudan a entender y que nos servirán para otras ocasiones.
La comprensión del mundo comienza así, explorando y comprobando nuestras propias hipótesis; esas que hemos creado a partir de nuestra experiencia y que van cambiando conforme adquirimos nuevas vivencias.